Tuesday, March 1, 2011

¿Qué es Universidad sin paredes?

Diego R. Meléndez Apellániz. Universidad sin paredes: Tribunal Supremo de Puerto Rico
[El siguiente artículo no debe tomarse como la descripción ni la explicación oficial de Universidad sin paredes. Es, más bien, la expresión particular de este autor.]

“[O]ne ignoramus could teach another what he himself did not know, asserting the equality of intelligence and opposing intellectual emancipation to popular instruction”
- Jacques Rancière, The Emancipated Spectator.

Las situaciones universitarias creadas a través de Universidad sin paredes (UsP) han provocado variadas reacciones e interpretaciones sobre qué es y qué se dice con dicha acción. Han habido lecturas literales, de esas que matan metáforas, que apuntan a cómo la UsP es una negación del salón de clases, una suerte de antítesis en un juego dialéctico. Otros, igualmente literales aunque un tanto conceptuales, sugieren que es la exteriorización del proceso educativo, o simplemente la celebración de clases al aire libre. A continuación le invito a considerar mi lectura de lo que es Universidad sin paredes, pero para ello permítame primero armar cierto contexto sobre cómo surgió el proyecto.

¿Comienzos?

Durante el primer semestre 2010-2011, un grupo de estudiantes, profesores y profesoras de la Universidad de Puerto Rico - Recinto de Río Piedras nos reunimos como forma para atender ciertas ansiedades: el posible cierre de la universidad, la implementación de la cuota y la rumorada reforma universitaria. 

Mi ansiedad, en aquel entonces, era la ausencia de un proyecto común de universidad. Pero, ¿existía o existe posibilidad para ello? Con el espíritu de propiciar espacios comunes de intercambio o más bien de aspirar a esa posibilidad fue que redacté mi columna sobre la política de la comunalidad. Había, me parecía, cierto vacío sobre la universidad a la cual aspirar en conjunto, más allá de articulaciones gremiales - de lo que pensara cada sector. Parte de mi motivación para ayudar a concertar la reunión provino, pues, de la propuesta "La universidad que queremos" de un grupo de docentes.

En aquella propuesta se articulaba la necesidad de que el profesorado produjera unos diálogos al interior de su cuerpo, como sector autónomo de la universidad. Aunque entendía y simpatizaba con la necesidad de que se llevaran a cabo discusiones en el seno de cada sector universitario, me preocupaba que estos diálogos terminaran generando un aislamiento o se desentendieran de lo que se discutiera en los otros sectores. Había y aún hay cierto peligro de exclusión e invisibilización mediante los diálogos "internos". Ante esa preocupación fue que asistí a aquella primera reunión celebrada en noviembre.

De las discusiones suscitadas entre ese grupo de profesores, profesoras y estudiantes fue que surgió el proyecto Fundación Universidad sin condición como proyecto común de universidad. En nuestro manifiesto declaramos que:

"deseamos que el poder no estrangule el proyecto universitario, no lo enreje con sus condiciones, ni que lo intelectual y lo académico se enclaustre de su entorno social. Para que la universidad sea, en efecto, sin condición, debe considerarse como un espacio para pensar nuestro presente por el prisma de lo que no existe, de un futuro aún no realizable y de un pasado en continua con-figuración. La universidad sin condición es un proyecto autónomo de nunca acabar, está en constante gestación y, por lo tanto, no puede ser prisionera de la especificidad de un Estado y su poder."

Esa universidad que imaginamos tendría un lugar fijo en el recinto, pero sería igualmente mucho más que el territorio enrejado. La universidad sin condición sería una práctica continua, un deseo y una vocación de amor.

Durante nuestras reuniones una persistente inquietud fue la necesidad y deseabilidad de que se organizaran actividades fuera del recinto y que concertáramos eventos y relaciones con otras comunidades (e.g. escuelas públicas y privadas), entre otras posibilidades. Como una manera de "sacar de gira" la experiencia universitaria, cual si fuera objeto tangible, entonces creamos el proyecto de Universidad sin paredes.

¿Qué se propone con este proyecto?

Hay cierta correspondencia entre el significado literal de una universidad sin paredes y varias de nuestras situaciones universitarias ya que se celebran al aire libre, en espacios sin paredes. Sin embargo, el nombre que elegimos apunta a mucho más que una descripción literal de un espacio físico. 

Se trata de un esfuerzo por democratizar la experiencia universitaria, de que para tener acceso a ella no hagan falta matrículas ni cuotas. Esa democratización nos llevaría a que las discusiones realizadas en su interior sean atravesadas por otras preocupaciones y saberes.

Proponemos la transformación de espacios "no-tradicionales" en lugares para el intercambio universitario para que más y más gente pueda participar (tomar y formar parte) de la universidad, de sus dinámicas y de sus discusiones. Utilizo la noción de participar que sugiere la agencia activa del espectador. Quien participa no solo forma parte de algo sino que le da forma. De igual manera, con las transformaciones de espacios quienes conformamos la tradicional comunidad universitaria dialogamos con otros saberes y experiencias - permítaseme utilizar ligeramente el término - "exógenos" a la universidad. No se trata de que "nosotros" llevamos nuestro conocimiento a "otros" en determinado espacio sino que proponemos y convocamos a que nos preguntemos, cuestionemos y entendamos mutuamente.

Si bien buscamos transformar espacios "no-tradicionales", también lo hacemos con el aula porque no se trata de negar el salón. Más bien procuramos re-definir la universidad como una práctica o incluso un acontecimiento. Por ejemplo, esta semana el grupo ha convocado, a petición de la profesora Mara Negrón, para que la participación en un curso no esté limitada a quienes hayan pagado la matrícula. Para que el aula esté abierto, de cierta manera "sin paredes", cualquier ciudadano podrá asistir todo el semestre al curso sobre literatura y democracia ofrecido por Negrón.

A través de la Universidad sin paredes hay, además, una transformación de la población universitaria - así sea brevemente. Ya no seríamos los universitarios solamente los matriculados y los docentes que acudimos al salón de clases, sino todos aquellos que acudimos y presenciamos el evento. La comunidad se re-definiría como parte del y con el acontecimiento.

¿Qué es la Universidad sin paredes para usted?

4 comments:

  1. La universidad sin paredes podría ser un espacio de libertad, en la tierra que vio nacer a gente con tanta dignidad como Lolita Lebrón, Arvizu y Salvador Tio.
    ¡Vivan los hermanos Portorriqueños!

    ReplyDelete
  2. Hola!!

    Visite tu blog, realmente me parece fascinante y muy bueno. Me encantaría enlazarlo o poner tu banner en mis sitios webs y así nos beneficiarnos ambos con más visitas.
    Sí te gusta la idea, mándame el titulo de tu blog o imágenes para hacerte un banner.
    Espero tu respuesta.
    Que tengas un lindo día
    GiLLi
    gilixitana@hotmail.com
    http://gilixita.blogspot.com/

    ReplyDelete
  3. De corazón digo que este proyecto me ha levantado muchas expectativas. Nunca pude asistir cuando se dieron los eventos de la universidad sin paredes, pero siempre los vi con buenos ojos. Esto abre un espacio para repensar los métodos pedagógicos, para lograr que profesores, estudiantes e incluso trabajadores no docentes se eduquen en conjunto. Abre el espacio para un compartir voluntario de conocimiento entre la comunidad estudiantil y el “pueblo” de PR.

    ReplyDelete
  4. Universidad sin Paredes (UsinP) podría ser la oportunidad de sacar a los estudiantes fuera del salón de clases a una experiencia:
    Organizada,
    Temática,
    Con Propósito y objetivos
    Amena y que integre otros sentidos para el aprendizaje.
    Un viaje de estudio es un buen ejemplo de lo que sería la idea de la Universidad sin paredes.
    El sacar a los estudiantes fuera del salón y sentarlos en el suelo para que les tiren fotos no lo consideraría bajo la filosofía de UsinP, más bien un acto seudoeducativo-mediático.
    GeoProfUPR

    ReplyDelete